Sidrería Zelaia Sagardotegia

Reproducir

Nuestra sidra

Vídeo de elaboración

Cerrar
  • BISABUELO

    1906

    El Bisabuelo, Jose Antonio, entre diversas labores agrícolas, empieza a elaborar sidra para consumo particular y amigos, la cual se realizaba en la planta baja del caserío; aquí comienza a gestarse la sabiduría y tradición sidrera de la familia Gaincerain.

    BISABUELO
  • Abuelo

    1942

    El abuelo Joaquín Gaincerain apuesta por la producción de sidra y crea la primera tarjeta de visita.

    Abuelo
  • COMIENZOS DE J.A.GAINCERAIN

    1970/82

    El aita, José Antonio Gaincerain, comienza sus andaduras en los años 70, pero no es hasta el 82 cuando se reglamenta la empresa a su nombre.

    COMIENZOS DE J.A.GAINCERAIN
  • RECONVERSIÓN TECNOLÓGICA

    1974

    J.A.Gaincerain realiza una gran inversión en ampliar la bodega con nuevas kupelas de madera y comprando a Bigman la primera máquina embotelladora.

    RECONVERSIÓN TECNOLÓGICA
  • BOTELLAS MODELO SAGARDOA

    1984

    Este año es importante en el mundo de la sidra ya que se diseña, se desarrolla y se patenta un nuevo modelo de botella ("modelo sagardoa") exclusivo para diferenciar el producto. Hasta entonces se venían empleando diversos modelos de botellas (provenientes del vino o champagne).

    BOTELLAS MODELO SAGARDOA
  • CREACIÓN de “TALDEA”

    1985

    Se crea una nueva asociación denominada "Taldea" compuesta por Zapiain, Mina, Borda y Zelaia con el fin de proseguir unos objetivos comunes en pro de la manzana y la sidra.

    CREACIÓN de “TALDEA”
  • ETIQUETADO

    1986

    A los pocos años de cambiar el modelo de las botellas se empieza a etiquetar en el proceso de embotellado con la etiquetadora.

    ETIQUETADO
  • AMPLIACIÓN COMEDOR TXOTX

    1987/88

    Durante esa época se invirtió en una ampliación de la bodega, concretamente destinada a comedor y cocina para la época del "txotx". Asimismo se compraron dos nuevas prensas hidráulicas y maquinaria para el embotellado.

    AMPLIACIÓN COMEDOR TXOTX
  • PRENSAS

    1995

    Se sustituyen las prensas hidráulicas por las prensas neumáticas y se realiza una reconversión gradual de la maquinaria de elaboración (bombo, mesa selección, matxaka, bombas, depósitos…)

    PRENSAS
  • EDIFICACIÓN

    2003

    Demolición del edificio de la bodega inicial (aprox. 20% superficie edificada de la empresa) para la edificación de un moderno edificio que alberga la planta de lavado de botellas y embotellado, oficina, servicios y una pequeña bodega con capacidad para 60000 litros.

    EDIFICACIÓN
  • PLANTACIÓN MANZANOS PROPIOS

    2009

    Se decide invertir junto con otra sidrería en manzanos propios junto al Valle de Baztan (Navarra), en una plantación de 7 hectáreas (4.359 manzanos) con manzanas de variedades autóctonas como Urtebi Txiki, Urtebi Haundi, Txalaka, entre otras.

    PLANTACIÓN MANZANOS PROPIOS
  • CREACIÓN DEL SELLO DE CALIDAD GORENAK

    2011

    13 sidrerías históricas decididas a invertir en calidad y comprometidas a implementar una trazabilidad y cumplir un estricto reglamento de bodegas, ofreciendo así a un producto genérico un valor añadido, elaborando una sagardoa selecta, camino de la excelencia.

    Sidras Selectas
    CREACIÓN DEL SELLO DE CALIDAD GORENAK
  • TRASPASO A LA 4ª GENERACIÓN

    2013

    J.A.Gaincerain decide dar un paso importante en su vida y ceder el testigo de Zelaia a sus tres hijas, Oihana, Maialen y Jaione.

    TRASPASO A LA 4ª GENERACIÓN
  • Denominación de origen EUSKAL SAGARDOA

    2017

    Fruto de muchos años de trabajo y apuesta de futuro. Sidra de excelente calidad elaborada únicamente con manzana autóctona.

    Denominación de origen EUSKAL SAGARDOA
  • 1. El clima y la recogida

    El secreto de elaboración de Zelaia se basa en la selección de las mejores variedades de manzanas de diferentes regiones tradicionalmente productoras, dando prioridad a la manzana autóctona.

    Siendo la manzana la base fundamental de la sagardoa tenemos que conocer las características de cada variedad, así podremos seleccionar la variedad en base al mosto que queramos obtener. Son muy diversos los factores que afectan a las características que nos proporcionarán las manzanas, siendo prioritarios el cuidado del árbol, el momento óptimo de madurez, el estado sanitario, el tipo de recogida y el transporte.

    Elaboramos la sidra cuidando cada pequeño detalle, cada instante, cada momento para que lo disfrutéis.

  • 2. La recepción, lavado, selección, triturado y prensado

    En el momento de la recepción se analizan las características físico-químicas de la manzana (variedad, grado de madurez y estado sanitario), para posteriormente comenzar con el lavado de las mismas. Se realiza un lavado por flotación que a su vez las transporta hasta un bombo giratorio para eliminar impurezas y restos de hojas. En este bombo reciben una 2ª limpieza por chorro de agua, para llegar a la mesa de selección manual.

    Las manzanas seleccionadas llegan a la tolva de triturado por rodillos, diseñados para evitar romper las pepitas, y desde aquí, se introduce a las prensas. (Prensas neumáticas de bajo rendimiento con el que obtenemos un mosto de alta calidad).

  • 3. Fermentación

    El mosto obtenido durante el prensado se introduce en depósitos de desfangado, donde permanecerá de 12 a 24h. Éste proceso de sedimentación natural del mosto es la única “técnica de filtrado” que empleamos durante toda la elaboración de la sagardoa.

    Desde aquí se introducirá el mosto a las kupelas o barricas (9.000 a 18.000 litros) donde se lleva a cabo la fermentación alcohólica y maloláctica, a temperaturas controladas, durante un cuidado plazo de 2 a 3 meses. El correcto “coupage” o mezcla de los mostos será la clave para obtener la mejor sagardoa, para lo cual nos ayudamos de la sabiduría transmitida a través de las generaciones y la combinamos con las nuevas técnicas y maquinaria.

  • 4. Embotellado y almacenamiento

    Tras finalizar/completar la fermentación, y coincidiendo con el comienzo del nuevo año, será a partir de enero cuando podamos degustar las nuevas sagardoas. La sagardoa, como producto natural que es, está en constante evolución.

    Teniendo esto en cuenta, el embotellado se realiza en el momento óptimo para preservar todas sus cualidades.

    El almacenamiento se realiza en nuestras instalaciones, dotadas de un sistema de ventilación forzada para garantizar una correcta temperatura y humedad.

  • 5. Consumo Zelaia

    La sagardoa es recomendable consumirla en el transcurso de un año desde la fecha de embotellado, a una temperatura entre 10-12º, sirviéndola a una distancia media y siempre en vaso fino, para volatilizar sus precursores aromáticos. Aconsejable servir poca cantidad para beber de un solo trago ¡pero tantas veces como se quiera!

    La sidra es un producto vivo, en constante cambio, al que hay que entender y mimar para que nos ofrezca su exultante esplendor.